“La verdad no peca… pero incomoda”

0
5
(Foto, cortesía)

Por Dra. María Antonieta González

Me pregunto si recuerdan, que el título de esta nota era aquella frase que solía ser usada para dar algo así como el tiro de gracia, y, generalmente, “el punto final” a alguna conversación, usualmente no muy agradable o halagadora.

“An Inconvenient Truth” fue el título de aquella película creada en parte por Al Gore (basada y apoyada en un sinnúmero de datos científicos) en la que presentó en forma de documental la información científica que había en ese momento acerca del calentamiento global.

En esta ocasión, la verdad de que incomoda se convierte en punto y seguido y este fin de semana se estrena: “An Inconvenient Sequel: Truth to Power”.  Película en la que, al parecer, Gore presentará también avances científicos que están permitiendo encontrar algunas otras alternativas en la producción de energía que podría permitir que disminuyera ( al menos en parte) el impacto de nuestra producción de carbón y de nuestra complicidad con el problema.

Pues nos guste o no nos guste, seamos del grupo que consideran que “el calentamiento global es un cuento creado por los chinos”, o bien, nos produzca un sentimiento de culpabilidad, la realidad es que nuestro pobre mundo se está enfrentando a un serio problema.

Independientemente de algunos cambios, tal vez inevitables relacionados con la evolución del planeta mismo, tratar de negar nuestra responsabilidad como sociedad industrializada, consumista, irresponsable y polucionista (y aunque mi corrector de ortografía dice que “polucionista” no existe, permítaseme tomar la libertad literaria, pues nadie podría negar el mensaje que conlleva).

Hace apenas un par de semanas se celebró el Dia de la Población y en honor a dicha festividad me permití compartir con ustedes en este foro algunas aterradoras imágenes de ciencia ficción, (que cada vez son más ciencia que ficción).

Al parecer en esta ocasión este seguimiento a “The Inconvenient Truth” nos presentará algunos puntos de esperanza en el avance de recursos tecnológicos y algunos de los cambios de conducta en algunos grupos y algunos países. Aunque, en el  país que representa proporcionalmente al consumidor más grande de energía, aún hay muchos que consideran que el problema del sobrecalentamiento es una invención propagandística y su presidente ha prometido cancelar el compromiso de los Estados Unidos en el histórico Acuerdo de París. Este acuerdo que, aunque no es precisamente una panacea para el problema, por lo menos representa por parte de los países participantes una posición de un poco más de responsabilidad y de interés en este problema.

Así que después de pensar en el constante crecimiento de la población y de la preocupante y triste realidad del calentamiento global (énfasis en realidad) me decidí a tomar mi pancarta de protesta y de súplica a todos nosotros, humanos de este mundo, para cooperar con nuestro granito de arena (pues, no es la más enorme de las playas, simplemente un montón de granitos de arena?), si no necesariamente resolver el problema, aminorar al menos un poco la velocidad a la que nos acercamos al límite de tolerancia de los sistemas ecológicos.

Así que tomé mi pancarta: abrí la puerta… y me tuve que regresar, porque estaba haciendo demasiado calor.

LEAVE A REPLY