¿Estuviste embarazada? ¡Recupera tu figura!

0
4
(Foto, cortesía)

Por Ana Cristina González  anacrisgzz@me.com

Una de las razones principales por las que una mujer puede llegar a sentirse deprimida después del embarazo es su figura. A pesar del cuidado que se puede tomar durante los 9 meses de gestación, el cuerpo cambia.

Ha pasado un mes y medio desde que mi primer bebé llegó a este mundo. Las desveladas y la organización en general de mi vida han sido sin duda complicadas y me he llegado a sentir sin ánimos para lograr obtener de nuevo esa apariencia física que sí me gustaba. Aunque siempre he sido esbelta, aun no me entran mis pantalones y mi cuerpo en general es distinto, pero eso no significa que no pueda regresar a sentirme guapa y atractiva.

Esto se lo digo a todas las mujeres que buscan conseguir de regreso su figura. Recuerden que con determinación, organización y paciencia todo se puede lograr, y no está de más mencionar que este cuerpo que ahora llevamos es el que hizo que pudiéramos traer a este mundo a un nuevo ser humano.

Entiendo que muchas mamás no cuentan con el tiempo necesario para llevar a cabo su rutina de ejercicio, pero para eso no hay pretexto. Es por esto que aquí te presento una serie de ejercicios que puedes hacer mientras tu bebé duerme, juega o pasa tiempo contigo.

Banda elástica. Acomoda una banda elástica en tus tobillos y muévete de lado a lado para reducir medidas en tu cadera con movimientos oblicuos. Esa misma banda acomódala en tus muñecas y mueve los brazos de lado a lado. Haz 4 repeticiones de 1 minuto.

Tummy time. El famoso tiempo en la pancita del bebé, conocido como tummy time, puedes utilizarlo a tu beneficio. Al mismo tiempo que esté haciendo sus ejercicios sobre un tapete de foami, acomoda tu tapete de yoga a su lado y haz 4 sets de 15-25  repeticiones de abdominales, dependiendo de tu condición. También puedes utilizar tu tapete para hacer ejercicios de plancha, conocidos también como plank y para ejercitar tus brazos haciendo lagartijas. Este método puede beneficiarte bastante, ya que tu bebé hace ejercicio al mismo tiempo que tú, y también sabe y siente que estás cerca. Los bebés pueden comenzar a hacer sus ejercicios de pancita desde algunas semanas de nacido. Te recomiendo que con anticipación le preguntes a tu pediatra.

El rebozo. Muchas veces mi hijo solo busca estar en mis brazos y es que –como recién nacido– es común que sientan la necesidad de sentirse protegidos. Para no dejar de realizar mis actividades, utilizo un rebozo y camino, hago sentadillas o estiramientos sin la preocupación de dejarlo llorar.

Sal en la carriola. Este es el método más efectivo, sin embargo con estas temperaturas puede que te resulte complicado sacar a tu pequeñito. Salir a correr con tu bebé en carriola es la mejor técnica para mantenerte activa y además, relajar a tu bebé ¡y hasta dormirlo!

Sabemos que es complicado seguir con tu rutina cuando tienes a un recién nacido en casa, pero si organizas tu tiempo y trabajas con lo poco o mucho que tengas a tu alcance, te garantizo que te sentirás más productiva de lo que te imaginas.

LEAVE A REPLY